¿Sabes ya por qué todo el mundo habla del mármol negro portoro?

¿Sabes ya por qué todo el mundo habla del mármol negro portoro?

El mármol negro portoro es uno de los materiales más bellos con que nos podemos encontrar. A continuación, vamos a ver cuáles son sus características y de dónde proviene. Asimismo, profundizaremos en los diferentes usos de una piedra elegante, lujosa y exclusiva como pocas.

El mármol negro portoro

El negro portoro es uno de los más elegantes tipos de mármol del mercado. Se trata de una piedra de origen natural, con una base coloreada en un profundo negro cristalino, elegante y de una personalidad arrolladora.

Pese a ese negro intenso que jalona lo largo y ancho de su superficie, no es ese por sí mismo su punto estrella. Su belleza se basa en la conjunción de este con numerosas vetas doradas, tremendamente elegantes. La cantidad de estas franjas será precisamente la que termine por determinar la exclusividad de la pieza.

Características

Esta piedra natural se caracteriza por su negro intenso, así como por las líneas doradas que hemos comentado y ligeros surcos blancos, que crean en conjunción una imagen de gran belleza.

Una de sus principales características es su singularidad. Como la mayoría de mármoles y piedras de origen natural, no encontraremos nunca dos paños iguales. No se tratan de ninguna manera que modifique su acabado y se trabaja con ellas tal y como la naturaleza las genera. De este modo, las vetas tanto blancas como doradas se entremezclan creando imágenes constantemente nuevas, pero siempre espectaculares.

Más allá de lo espectacular de su acabado, conserva todas y cada una de las principales ventajas que tiene el mármol. Esto significa que nos encontraremos con un material extremadamente duro, resistente y apto para cualquier uso y situación. Es algo de agradecer dado que no deberemos preocuparnos de cuidar la superficie más de lo habitual y podremos disfrutar de ella durante muchísimo tiempo en buen estado.

Usos

En cuanto a mármol y decoración, debemos citar que son múltiples los usos que se le pueden dar. Sin embargo, tratándose de un producto muy exclusivo, generalmente estos se limitan a entornos muy concretos donde se quiere transmitir esa sensación de sobriedad y elegancia que confiere esta piedra decorativa, al que habitualmente se le da un acabado pulido con el que se busca potenciar su estética natural.

Debemos destacar, en primer lugar, que por su consistencia y resistencia es apto tanto para espacios interiores (suelos, baños o incluso encimeras), como para los exteriores (pavimentos o revestimientos). A fin de mantener sus propiedades, se suele trabajar con él en bloques de gran tamaño para superficies amplias. Sin embargo, existe la posibilidad también de utilizarlo en paños más pequeños o estrechos, a fin de adaptarlo a diferentes posibilidades.

Tratándose del mármol negro más caro del planeta, no es de extrañar que habitualmente lo veamos en escenarios y ambientes relacionados directamente con el lujo, el glamour y la dolce vita. De este modo, afamados arquitectos lo emplean en mayor o menor medida en la construcción, por ejemplo, de villas exclusivas para clientes del más alto nivel. Así, puede lucir tanto en determinados elementos de la fachada como en las zonas más cuidadas del interior. Algunas de las viviendas de la jet set, por ejemplo, lo emplean para los suelos, creando así espacios donde conjugan amplitud, elegancia y un toque de intimidad.

Haciendo hincapié en el interior, baños y cocinas son posiblemente las estancias que mejor acogen el portoro. Su tonalidad oscura se acopla bien a ambos espacios, donde este material puede utilizarse para las zonas de la encimera o, hablando de los servicios, en el lavabo o el tocador.

Asimismo, también muchos muebles agradecen la presencia de esta piedra en su composición o su diseño. Una buena opción es una mesa de centro de mármol portoro combinada con un pie de hierro forjado, una combinación en tonos similares que derrocha elegancia y belleza a partes iguales.

Origen

El mármol portoro es un producto de gama alta perteneciente a la familia de los mármoles negros. Su origen está en exclusivas canteras italianas, si bien en otros países han intentado extraer piedras similares. Es el caso de República Dominicana, que cuenta con una cantera en el municipio de Samaná de donde han sacado un producto realmente parecido, pero no reconocido como el original transalpino.

La principal fuente de este mármol es una cantera ubicada en la isla de Palmaria, situada al noroeste del país a medio camino entre Génova y Florencia. El portoro, compuesto principalmente por rocas calizas, tiene una gran tradición en esta zona. De hecho, fue utilizado ya hace miles de años por los romanos.

Conclusión

En definitiva, nos encontramos con que el mármol negro portoro es uno de los materiales más exclusivos que podemos utilizar para la decoración de todo tipo de espacios. Viviendas, locales de restauración o comercios exclusivos podrán lucir sus mejores galas contando con esta piedra en su composición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

SOLICITAR PRESUPUESTO


He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

Acepto recibir la información que la entidad considere oportuno enviarme por correo electrónico o medio de comunicación electrónica equivalente. (Es posible darse de baja en cualquier momento).


X
SOLICITAR PRESUPUESTO