Blog

Consejos para saber cómo limpiar el mármol. Cuidados básicos.

El mármol y el granito son materiales que aportan belleza y elegancia, pero debido a que sus superficies son porosas, algunas personas los consideran difíciles de mantener. Es cierto que algo tan simple como el agua puede dejar manchas si no se retira lo suficientemente rápido, pero tomar las medidas adecuadas para su mantenimiento, hará que no sean más difíciles de limpiar que otros materiales. Aquí tienes estos trucos y consejos para ayudarte.

TIPS para saber cómo limpiar el mármol.

1.  Limpiar las manchas o derrames en el mármol al momento

El granito y el mármol se marcan rápidamente, incluso siendo agua. Puedes evitar las manchas limpiando cualquier derrame inmediatamente. Toma esto por costumbre y verás que así su mantenimiento será mucho más fácil, son solo 30 segundos. Asegúrate de realizar movimientos suaves con un paño y no frotar ni rascar ya que puedes empeorar la mancha y esparcir la sustancia.

2. Crea tu propio producto limpiador para mármol

Cuando las encimeras los suelos de mármol no están demasiado sucios, el proceso de limpieza es muy simple. Puedes hacer tu propio limpiador casero. Para ello necesitarás:

Agua tibia
Jabón para los platos
Una botella pulverizadora
Paño de limpieza
Toalla suave

Mezcla el agua y el en la botella de spray. Usa aproximadamente una cucharada de jabón. No uses nada que contenga limón y otros ácidos. Puedes tener esta mezcla a mano para cualquier momento. Rocía el área a limpiar con la mezcla, humedece el paño de limpieza y limpia suavemente. Finalmente, seca completamente el área con la toalla.

3. Cómo hacer una limpieza profunda de mármol con bicarbonato de sodio

Si necesitas una limpieza más profunda en zonas puntuales, es probable que el paso anterior no te sirva. En su lugar, usa la siguiente mezcla para crear un cataplasma:

Bicarbonato de sodio
Agua
Cuchara
Cuenco
Film de plástico

Mezclar el agua y el bicarbonato en el cuenco hasta que formen una crema. Rocía el área a limpiar con agua y luego cúbrela completamente con la mezcla. Después coloca papel film y déjalo actuar 24 horas. Después la mezcla se secará, levantando la mancha . Una vez seco, retira y limpia la zona tal como te indicamos en el paso 1. Si permanece la mancha, repite el proceso tantas veces como sea necesario.

4. Una alternativa al bicarbonato: harina y jabón para platos

Si no tienes bicarbonato, puedes mezclar harina y jabón. Para este método de limpieza, necesitarás una taza de harina y tres cucharadas de jabón líquido para platos. Asegúrate de que el jabón no contiene lejía, limón u otros ácidos.

Al igual que con el método anterior, se cerará una consistencia densa. Una vez que se haya hecho la mezcla, cubre la mancha, después pon el film y déjalo actuar 24 horas. Después limpia la zona con el limpiador básico de agua y jabón y si fuera necesario repite el proceso.

5. Usa un sellador para proteger las superficies de mármol

Además de los consejos de limpieza, existen métodos de conservación para evitar la aparición de manchas protegiendo la superficie. Antes de aplicar cualquiera de estos productos haz una prueba en una zona pequeña y poco visible.

La forma más fácil de hacerlo es utilizar un sellador sobre el mármol o el granito. Busca productos específicos para este fin. Recuerda, que incluso si ya has protegido tu mármol con alguno de estos productos debes hacer un mantenimiento periódico. Puedes saber si es el momento para un retoque poniendo unas gotas de agua sobre la superficie, si después de unos segundos el agua forma gotas está protegido, Si no es así significa que debes volver a reaplicar el producto sellador.

6. Desinfecta con alcohol isopropílico

Aunque el mármol esté sellado, si quieres además utilizar un desinfectante mezcla a partes iguales agua y alcohol isopropílico al 91%. Rocía sobre la superficie y déjalo actuar unos cinco minutos, luego retira el exceso con un paño y sécala.

7. Contrata a un profesional para el cuidado de mármol

Si ya has probado todo lo anterior y sientes que tus superficies de mármol o granito no están lo suficientemente limpios, puedes contratar a un experto. Los profesionales del cuidado de estos materiales resolverán de manera efectiva las manchas que queden fuera de tu alcance.

El granito y el mármol tienen mala reputación por ser difíciles de limpiar, pero si sigues estos consejos seguirán en muy buen estado durante años. Tal como se indica en el último punto no dudes en contratar la ayuda de un profesional si lo requieres, merece la pena conservar estos materiales ya que son de alta calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

SOLICITAR PRESUPUESTO


He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

Acepto recibir la información que la entidad considere oportuno enviarme por correo electrónico o medio de comunicación electrónica equivalente. (Es posible darse de baja en cualquier momento).


X
SOLICITAR PRESUPUESTO