Category: mármoles

fachadas de marmol

Revestimientos de fachadas con mármol

El mármol es un material atemporal, duradero y de vanguardia que se ha utilizado desde la antigua Grecia y Roma para resaltar los edificios más importantes de la sociedad. El gasto de extraer y transportar la piedra a menudo constituía la mayor parte de los costes de construcción, junto con la mano de obra de dar forma a los bloques o piezas. A medida que aumentaba el coste de la mano de obra, el uso del mármol se reservaba ya solo para los edificios más importantes como los juzgados y los ayuntamientos.

Gracias a los avances tecnológicos, el mármol ya no solo existe como piezas de grandes bloques y dimensiones como material de construcción, sino como revestimiento mediante paneles mas finos, que pueden aplicarse a revestimientos interiores y fachadas.

 

Ventajas de utilizar el mármol en fachadas

¿Qué hace al mármol un buen candidato con respecto a otros materiales de construcción? Vamos a verlo:

  • Alta resistencia: porque es una roca metamórfica, formada principalmente por rocas calizas, lo que le confiere una excelente resistencia al calor.
  • Material singular: la naturaleza es la responsable de darle forma, lo que significa que cada pieza es única y tendrá una particularidad diferente a otra.
  • Una amplia variedad de colorestexturas, que hacen más creativo tu proyecto.
  • Atemporal: el paso del tiempo no deja su huella, por lo que mantiene su aspecto natural.
  • Aislante térmico: si se utiliza como material en fachadas ayuda a aislar del calor, lo que conlleva un ahorro de energía.
  • Varios usos: ofrece múltiples posibilidades tanto en decoración como en construcción. Su uso se extiende tanto a interiores como a exteriores.

Por todo esto el mármol es tan apreciado: por su resistencia, durabilidad y su estética lujosa.

Los materiales naturales se utilizan cada vez más en fachadas exteriores de grandes superficies ya que es lo que determina la vista general del proyecto. Es importante elegir un mármol de calidad y dejarte aconsejar por profesionales para saber cuál es el más adecuado conforme al lugar de colocación y la climatología del lugar. Ya que como cualquier material, a pesar de ser muy resistente, hay que valorar su desgaste por un factor como es la luz, por ejemplo.

 

Cómo colocar el mármol en fachadas para revestirlas

Al tratarse de un material relativamente con alto peso, y de piezas más bien grandes, que es lo que confiere ese aspecto moderno y minimalista al resultado del proyecto, es importante poner atención a la estructura sobre la que se va a colocar.

Lo más habitual para su colocación es el revestimiento mecánico, ayudado para su sujeción con perfiles y el espesor de las piezas de mármol puede rondar hasta los 3 cm, ya que los que son más finos pueden deteriorarse con mayor facilidad. Lo mejor es dejarte guiar por profesionales, ya que ellos sabrán cuál es la mejor forma de colocar el mármol en fachadas, tanto de edificios como de viviendas particulares para revestirlas. Todo este dependerá de las condiciones del clima, cambios de temperatura y del uso de selladores flexibles para la protección ante el agua. Podrá realizarse el trabajo sobre un material previo de construcción adherido a el, o como fachada ventilada.

Hay que tener en cuenta que puede haber ligeras variaciones de tono y color entre piezas, que serán más notables cuanto más grandes sean, ya que como hemos comentado antes, no hay dos iguales.

Cuando la gente piensa en edificios de mármol, le vienen a la mente imágenes del mundo antiguo y de obras clásicas con columnas y estatuas humanas. Sin embargo, este material se utiliza hoy en día para crear obras de arquitectura contemporánea en todo el mundo.

 

 

 

 

tipos de marmoles por su acabado

Tipos de mármol por sus acabados

El mármol es una piedra natural de lujo que dará un toque de elegancia a las estancias de toda la casa. Pero lo creas o no, el aspecto del mármol puede variar drásticamente, dependiendo del tipo de acabado que elijas.

Todo el mármol se encuentra en la naturaleza, y somos los humanos los que lo manipulamos y decidimos cómo terminar la piedra para que tenga uno u otro diseño. De hecho los suelos y baldosas de mármol pueden acabarse de diferentes formas: pulido, envejecido, arenado, cepillado… Cada uno proporcionará un aspecto diferente según el color y el terminado.

tipos de marmoles por su acabado

 

Mármol Pulido 

La superficie lisa y brillante del mármol pulido lo convierte en el acabado de mármol más popular. Su alto brillo proviene del acabado de la piedra con discos de diamante y esmaltes.

El mármol pulido funciona bien tanto en ambientes contemporáneos como en tradicionales. Es un acabado muy versátil, y además hace que el mármol sea menos poroso y más fácil de mantener que otros acabados.

Sin embargo, ten en cuenta que los suelos pulidos tienden a mostrar más sus imperfecciones como los rasguños, por lo que puede que no sea la mejor opción para las familias con niños, o para propietarios de casas cuyas mascotas tienen uñas afiladas. Además, la superficie lisa puede ser resbaladiza cuando está mojada y, por lo tanto, no debe instalarse en áreas húmedas, como en baños.

Aún así, si lo que quieres es este tipo de acabado de mármol pulido en un baño, hay una solución: utiliza mármol pulido en formato mosaico, que son baldosas más pequeñas, de tal manera que al existir más líneas de lechada se reduce el deslizamiento. No obstante, ten en cuenta que los mosaicos de mármol están disponibles en cualquier acabado, por lo tienes más de una opción.

 

Mármol Envejecido

El mármol envejecido, proporciona un aspecto clásico y elegante, y resiste los rasguños y las áreas de alto tráfico.

Este acabado se consigue con cepillos que le aportan un toque rugoso y desgastado son perder la suavidad y elegancia. Los arañazos pasan desapercibidos, pero es posible que las manchas de algún líquido puedan penetrar algo más por sus rugosidades. Es ideal para uso en interiores.

 

Mármol Arenado 

Como puedes imaginar, el mármol arenado se obtiene a parir de un tambor que contiene rocas, arena u otros abrasivos. Estos crean pequeños agujeros y astillas en la superficie de la piedra. El resultado es un acabado que suave pero a la vista se percibe desgastado, lo que aporta calidez a cualquier decoración.

¿Te gustan los muebles envejecidos? Entonces te encantará el acabado arenado. Además proporciona un buen agarre, por lo que es ideal para suelos de zonas húmedas como baños, incluso para pavimentos de exterior.

 

Mármol Cepillado

Un acabado cepillado hace que el mármol se vea como si hubiera sido instalado hace años, lo que le da un aspecto natural y antiguo. Para obtener este aspecto, se cepilla la superficie de mármol hasta que se vuelva texturizada. Es el paso previo al pulido.

El resultado es un aspecto cálido y envejecido. Sin embargo, el mármol cepillado es más poroso que el pulido, y debe sellarse con frecuencia para resistir mejor a las manchas. También su mantenimiento obliga a cepillarse o aspirarse con frecuencia, ya que el polvo tiende a acumularse en la superficie.

Estos son algunos de los acabados que tienes disponibles para revestir suelos, paredes, encimeras, baños y otros rincones de tu vivienda, tanto en interior como en exterior. Bien es cierto que es un material noble y que hay que saber cómo limpiar y cuidar el mármol para que resista bien el paso del tiempo, pero merece la pena, para conseguir los resultados visuales que con otros materiales no conseguimos.

 

 

suelo de marmol para casa

¿Por qué elegir un suelo de mármol para tu casa?

El mármol es uno de los materiales más elegantes se puede elegir para los acabados de una casa. Se trata de un material natural, que se extrae en piezas grandes y que luego se cortan y refinan en distintos formatos y diseños. Se trata de una roca metamórfica que se forma a partir de rocas calizas. Su componente principal es el carbonato cálcico y tiene un alto grado de cristalización.

El mármol siempre se ha asociado a construcciones ricas y lujosas, por lo que proporcionará una sensación de sofisticación a tu hogar. Son elegantes, resistentes y muy decorativos. Una interesante opción a tener en cuenta cuando pienses si debes elegir un suelo de mármol para tu casa.

 

suelo de marmol para casa

 

Suelos de mármol: resistentes a la rotura

Desde la época clásica, el mármol blanco, ha sido muy apreciado y utilizado en el arte de la escultura por su alta resistencia. Además la luz puede penetrar varios milímetros en la piedra antes de dispersarse, dando como resultado el aspecto que da vida a esas piezas humanas. Al igual que se utilizaba siglos atrás por este motivo, se sigue haciendo en las construcciones actuales.

 

Material natural y altamente duradero

Hoy en día vuelve la tendencia de incluir en espacios interiores como: suelos, cocinas e incluso detalles de frentes en paredes, materiales de aspecto natural y menos sintético o artificial. El mármol es un material muy decorativo y señorial que se ha utilizado en decoración para conseguir ambientes clásicos y sobrios, pero también minimalistas. Además no pierde vigencia con el paso del tiempo: si decides elegir un suelo de mármol para tu casa, habrás optado por un material totalmente atemporal, puro y muy atractivo.

 

Suelo de mármol: un material que aísla del calor

El mármol es un excelente aislante. Incluso bajo la luz solar directa se mantiene relativamente fresco, lo que reduce los costes de aire acondicionado para enfriar las estancias en los meses calurosos. Además, elegir un suelo de mármol para tu casa, hará que en invierno, una vez se alcance una temperatura caliente, el mármol conservará el calor y se mantendrá estable bajo tus pies.

 

El mármol aumenta el valor de tu proyecto

Como se ha dicho al comienzo, el mármol inspira lujo y clase. Las baldosas de mármol, o cualquiera de sus formatos, son una excelente inversión y aportan un gran valor a la construcción. Con un buen diseño meditado, el mármol es una buena alternativa para conseguir aumentar el valor de una vivienda cuando hablamos de altas calidades de acabado.

Además, cuando la luz refleja la superficie lisa del suelo de mármol, hace que esas zonas parezcan más grandes, y esa sensación, probablemente no se conseguiría con otro material. Ese acabado pulido de los suelos confiere un aire muy sofisticado.

 

Los suelos de mármol ofrecen un diseño versátil

El mármol se utiliza con frecuencia en suelos de baños, paredes de ducha y encimeras. En las cocinas, podrás verlo en suelos, paramentos verticales y encimeras. Según la ubicación de este material natural, se debe considerar el acabado, ya que, sobre todo al elegir un suelo de mármol para tu casa, en zonas húmedas debe tener propiedades antideslizantes.

Además, el mármol es tan versátil que puede utilizarse en piezas de decoración y mobiliario como: mesas de comedor, mesas de centro y auxiliares y en un sinfín de objetos.

 

En definitiva, elegir un suelo de mármol para tu casa, aportará ese punto lujoso y gracias a su versatilidad en cuanto a formatos, acabados y colores, lograrás conseguir cualquier tipo de ambiente deseado, además de invertir en un material de gran calidad y atemporal.

 

 

SOLICITAR PRESUPUESTO


He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

Acepto recibir la información que la entidad considere oportuno enviarme por correo electrónico o medio de comunicación electrónica equivalente. (Es posible darse de baja en cualquier momento).


X
SOLICITAR PRESUPUESTO